viernes, 29 de enero de 2016

Letras

Perdí dos "S", no los veré nunca más con los ojos. Están incrustados en mi. Se me murieron. Daría todo el abecedario por tenerlos, solo me quedaría con algunas "C" (no todas).
Estoy llena de Cenizas de mis muertos, abro la boca, no puedo gritar.

sábado, 30 de mayo de 2009

Los ausentes

Uds., los ausentes.
Se fueron esfumando de mí,
como si yo ya no fuera.
Como si la muerte me hubiera alcanzado.

¿No saben que la muerte ya no me alcanza?

Nada me alcanza.
El horror va más allá de la vida,
de la muerte, de Uds., de mí.
Nada, nadie, ni la mortaja
dará fin a esta otra muerte que me vive.

viernes, 29 de mayo de 2009

Imagen

No.
No los necesito.
No los quiero.
No los quiero en mi vida.
No los quiero en mi muerte.

Tengo espejo,
para ver mi imagen reflejada.
Sé que no es el ideal lo que se ve.
Sé que el espejo no habla.
Pero está.
Uds. no están, no hablan,
¡ni hablar de reflejarme!

No.
Realmente ya no los necesito.
Cuando me necesiten,
cómprense un espejo.

martes, 12 de mayo de 2009

Descomunicados

Las almas de los cuerpos mudos.
¿Hablan entre ellas en sus silencios?




sábado, 9 de mayo de 2009

Destierro

Estoy aterrada.
Me a-terraron.
No más jardines.
No más verdes.

No hay flores en el desierto,
ni consuelo en el destierro.



miércoles, 22 de abril de 2009

Eterno resplandor

Un recuerdo.
Lo imborrable.
Ya no ser.
¿Existe algo más perdurable?



P.D: Raro que no puedas verlo. Es para vos, solo soy yo cuando estoy con vos, el verdadero amor no se olvida.

miércoles, 15 de abril de 2009

En memoria de T. (13/02/09 – 30/03/09)


Hoy murió T.. Aunque para ser fiel a la verdad, como le hubiera gustado, murió hace 17 días, cuando le fue comunicado formalmente, por vía telefónica, su caducidad: Había dejado de ser amor.
Haciendo honor al Amor que merece así ser nombrado, se negó. No pudo aceptar su homicidio. ¿Así? ¿Sin más? Deseándole buena suerte, que se cuidara, y que encontrara a alguien mejor, que pudiera merecerlo.
Pobre T., agonizando, confundido por el fatal golpe de tantas palabras ininteligibles para él. Claro, él vivía para ella. Ella, que ahora le quitaba el nombre, librándolo al vacío de su significado y su sentido de ser. ¿Para quién mejor o peor iba a ser el amor T.? ¿Para qué los buenos deseos si lo estaba matando?
Traté de hacerle entender que eran palabras de “consuelo”, casi obligatorias en esas situaciones.
T. nunca entendió.
Lo veía abrazado, solo, en el rincón más oscuro, lo veía resistir una muerte inevitable.

En su memoria, sólo voy a decir que fue el más osado, el más valiente. Sabía de los riesgos de ser efímero, admitía que podían herirlo, hacerlo sufrir, y hasta quizá matarlo, pero a diferencia de sus hermanos también fallecidos, T. sacó fuerzas que desconocía tener y se negó a dudar, se entregó, rehusó de ser a medias, evitando la cautela, brindándose sin resistencias, desde el principio. Sin siquiera esquivar la acción homicida, que le causaría su final.
Llevaba orgulloso su nombre, aquel que cuidadosamente había sido elegido para él. Lo sentía fresco, original, dulce, amplio, se henchía cada vez que se escuchaba nombrado por quién le había dado vida.
Había sido honesto, apasionado, leal, compresivo, todo aquello que se le pidió y más. Supo ser obedientemente un buen amor. Un amor benévolo, cuyo único pecado fue habérsele pasado por alto un detalle: No lastimó. ¿Será esa la causa por la cual lo mataron?
Pero hoy no he venido a tratar de explicar o justificar su muerte, aunque seguramente nunca comprenda el amoricidio.

Fui muy feliz por T..
Tal vez por todo esto, es un día gris, oscuro, triste. Titánica tarea la de mirar a los ojos al amor, y aún sabiendo que espera una mísera palabra de aliento, de esperanza, tan sólo poder esbozarle un: - Basta T.. Ya no estés agonizando, abrazándote solo en ese rincón sombrío, ¿No entiendes que hace tiempo te han matado?…
Nunca olvidaré su mirada. Lo tomé entre mis manos y lo abracé tiernamente, de sus ojos rodaron lágrimas... La última de ellas, duró unos segundos más que él.
http://www.getalyric.com/mp3/lyrics/songs/sarah_mclachlan-2413/city_of_angels_soundtrack-7584/angel-41783/

martes, 14 de abril de 2009

Ayuda

Estas sombras
tantos fantasmas
si me permitiera dejar de pensar
ni hablo de dejar
solo parar de pensar.
Este agotamiento mental
todo es amorfo.
Me desvanezco en ellos/as.
Ayúdame a parar.
¿A quién le pido ayuda?
No hay nadie aquí
solo fantasmas.


lunes, 13 de abril de 2009

Nombrarte


¿Puedo nombrarte por el nombre que siento al menos este día?
¿Puedo recordarte como a quien la fue concedido traspasar el muro?

No, tú me vedaste poder nombrarte
incluso en mis silencios,
en mis pensamientos sepultados.

Esos que intentaban remover la tierra,
liberar tu nombre.

Tú sepultaste la forma en que te nombraba
en un paraíso idolatrado de gardenias.

Mi muro era de rocas,
apenas crecía el musgo.

Rasgue la pared con mis manos ya heridas,
construí un jardín de rosas al otro lado
solo con el afán de que te reencontraras.

Sí, puedo recordarte como la única
a quién le fue concedido entrar
a pesar del temor.

Aún presintiendo que tu amor
es solo por las gardenias
aunque sabes que eres rosa.

Hoy debería importar.

Tú sabes y yo sé
que estoy recordando sola.

Ese jardín de rosas nunca floreció
ni florecerá en tu memoria.



domingo, 12 de abril de 2009

Des-a-ar-mada


Me desarmo, lo sé.
Me desgrano, me desintegro.
Desaparezco en las sombras
tuya, mía.
Aquí todo es sombra.
¿Cómo resistir al todo?
Amor, deberías saberlo,
estoy agotada de esperanzas.
No es delirio,
es la verdad que me agoniza.



Otro lugar


El espejo no regresa tu mirada.
No lo culpes.
Esa luminosidad es privilegio
de quienes moran este mundo.


Tiempo

Corazón despojado
relleno de plumas
No.
Ya no eres quién eras.
¿O siempre fuiste plumas?

http://www.tsrocks.com/a/alejandro_sanz_texts/cuando_nadie_me_ve.html

Reino prohibido


Con manos ensangrentadas
golpeo en la morada del amor
a sabiendas que ningún cuerdo
abrirá sus puertas.




sábado, 11 de abril de 2009

Elección

Ya no se cuanto podré resistirme
escucho tu llamado mudo
en cada noche solitaria
que juega a tu favor.

Ya no se si quiero resistirme
eres la única
solo en ti confió
creo en tus promesas.

Te creo cuando te pienso
te creo cuando me miras
hace tiempo que te miro
y me eres fiel.

Pensar en ti me calma
creo en tu paz eterna
dejo en tus manos de huesos
el final de esta agonía.

Hace tiempo que me reclamas
hace tiempo que te resisto.

He tomado una decisión
prefiero morir de pie ante tu hoz
que vivir de rodillas esta vida.



viernes, 10 de abril de 2009

Te/me muero


Noche, eres complot este día.
Permisiva.
Dejas abandonados a tus discípulos,
miras el reencuentro de los cuerpos.

Sí, tú también me abandonaste,
exhausta de mirar esta muerte.

Ilumina a las que te duermen.
Ilumina a tus/mis traidoras.
No te pediré que te distingas de ellas.
No te pediré ni una mísera estrella.

Ya no poseo el maleficio de pedir,
ni tengo más que ofrecer en sacrificio.

¿Cobijas ese revoltijo de carne?
¿El sacrificio invocando el amor?
¿La perpetuación de las mentiras?
No es sol, es eclipse.

Noche, te/me muero este día.
No te culpo.


lunes, 6 de abril de 2009

Números


El 6, el 13, los números no están malditos. Tú nos condenaste. Tú hiciste de los números y de las fechas, un lugar predestinado al fracaso.


¿Tienes lo que mereces?


Quisiera poder mirar libremente, que al menos esta noche no traiga tu fantasma. Esa sombra que me invade no es más que un recuerdo. El dolor de un amor ¿puede ser olvidado? ¿Tendré que aprender a vivir con él en mi morada? No quiero vivir con el recuerdo de alguien que nunca me amó. Tú recuerdo es de otra, tú amor es de otra, tú sufrimiento es de otra y continuarás así, te pondrás de rodillas suplicando su amor, ¿por qué? Tal vez te recuerde sufrimientos de antaños, esos a los que te acostumbraron a creer que merecías.
¿Mereces algo mejor, es en vano tu causa? Ya no lo pienso, no me corresponde, me expulsaste como perro sarniento, solo por amarte. Es fácil mimetizarse con el torturador, ardua la tarea, imposible diría, de querer algo diferente.
Sé que volviste a la tortura, la pediste, la buscaste como alguien que no sería nada sin ella. Quizás sea la equivocada, mereces la locura maltratante, sentir en carne podría el dolor que causas en las que se atrevieron a amarte. Las desconexiones, los silencios, la lejanía. Tú vida es un espejo que odias y al cuál no puedes resistirte.
Por primera vez deje de pensar, solo sentí. No, no mereces dolerme, no mereces ni una lagrima silenciosa recorriendo mi rostro recordándote. Tú fantasma y mi amor no saben de lo justo. Siguen aquí en eterno maleficio.


viernes, 3 de abril de 2009

En esta noche


En esta noche el poema me escribe. Atraviesa este cuerpo cansado, utiliza mis manos que antes acariciaban, se escribe solo, como si tuviera más vida que yo. Tarea fácil. Se bien que no fuiste quien bebió toda mi sangre, ya se alimentaron de mí, demasiadas veces. Ahora estoy exangüe, me bebieron toda. Fatídicas figuras vampirezcas, se camuflan como ángeles solo por tener alas. Las apariencias engañan, sobre todo cuando uno necesita creerlas. Me lo dije muchas veces, lo que va a matarme es esa necesidad. El amor. Que no es más que un espejismo, una mentira, una traición, un trabajo magistral, eso fue, eso será. ¿Cuándo aprenderás a no confiar en las plumas? No solo temerles, hablo de no confiar! Las plumas no son ángeles. No aman. No se dejan amar. Son solo yoístas, no creen -como yo- que necesitan a otra para poder volar. Maldita realidad, maldito amor, estoy maldita y no entiendo como darle fin al hechizo. No entiendo porque grito cuando crearon un silencio perfecto. Estoy surcada en el silencio de mi voz, las tuyas, las de otras, un silencio atroz me deja sorda.
Algo es verdad, no harías ni un kilómetro, ni un paso! A no ser para ofrecerte en sacrificio. ¿El placer sin dolor no es placer?
¿Qué fue? Rápida invasión. Todos mis sentidos quedaron saturados. Nada más que ver, nada más que oler, nada más que paladear, nada, más que sentir. Pago todas mis culpas, como siempre, pago todas las tuyas, las de todas. No hago más que saldar mis deudas por un amor prometido que nunca llega. Subí -seguí las indicaciones- peldaño por peldaño, para llegar a lo más alto, a la cima, creyendo, que así llegaría a tu encuentro. Increíble no ver cuanto se sube, aún más lo aterradora que es la caída cuando mi amor me empuja de cabeza hacia el abismo. Daño colateral.

En esta noche, en este mundo -así te gusta- me dejo escribir por el poema. Tal vez él pueda hacerse entender, mejor que yo.


lunes, 30 de marzo de 2009

Recuerdo de mirada


Amor,
mí amor.
¿Qué hiciste con mí amor?
¿Qué hiciste con el don de su mirada?

Ya no me miras
con el lenguaje del enamorado,
con ese que sentía,
sin tener que verte siquiera.

Con esa mirada,
inmune a las distancias,
a las culpas,
a los pájaros,
hasta a la muerte!

Necesito comprender la metamorfosis
para no duelar en vano.

Necesito que me mires,
que me reconozcas,
aunque este oculta
(en el antifaz de la melancolía).

Guíame en esta oscuridad
hacia su escondite de piedra.

Desátate los ojos!
Y que por favor,
vuelvas a mirarme,
siempre.


domingo, 29 de marzo de 2009

Vana existencia


No hay piel que quiera
cubrir mi soledad.
No hay más que yo.

Pájaros en mi mente,
la pluma no es piel,
no cantan al amor,
me comen, me atraganto.

Deseos fugaces, cenizas,
que solo me asfixian.

¿Cuándo dejaré de esperar
lo que tanto necesito?

¿Hasta cuándo esperaré?

Yo sé, tú sabes,
que mi espera es, ha sido, será,
en vano.
Esperar lo que nunca llega.

Esperar amor no es esperanza,
es morir un poco,
cada día horrendo,
cada noche negra.

¡Despierta mujer!
¡Sal de tu insomnio!
¡Sal a la noche, sal al día!
Quémate tus ojos,
de nada te sirven.

No necesitas mirar,
necesitas que te miren,
que te cubran,
que te descubran.

Comprende,
que no puedes esperar,
que te elijan por amor,
tan solo una vez.

Siempre te faltará algo,
siempre estará la duda,
jugando a la ruleta.


No, ninguna piel quiere
cubrir mi soledad.

Estás sola,
y no puedes culpar,
más que a ti misma.


jueves, 26 de marzo de 2009

DE LOS HILOS QUE SUJETAN LA COMETA


Aquí están mis dominios:
la prueba más palpable de mi infidelidad
al orden natural de la existencia.
Encontré muy temprano
mis propios laberintos,
las sombras que cubren de misterio
las raídas cortezas de los árboles.
Descorro los crepúsculos
de una ciudad perdida entre la niebla
lo mismo que un fragmento
de una historia futura.
Al sol de mi destierro
acaricio el plumaje de los amaneceres,
el vaho entretejido de nostalgia
que tiñe de imposible cuanto miro.
Desde un vitral de insomnio,
dejo mi cuerpo a solas
viendo pasar el mundo
rodando en una lágrima.


Marian Suárez.

Alguien marcó en mis manos, tal vez hasta en la sombra de mis manos, el signo avieso de los elegidos por los sicarios de la desventura. Su tienda es mi morada. Envuelta estoy en la sombría lona de unas alas que caen y que caen llevando la distancia donde quiera que vaya, sin acertar jamás con ningún paraíso a la medida de mis tentaciones, con ningún episodio que se asemeje a mi aventura. Nada. Antros donde no cabe ni siquiera el perfume de la perduración, encierros atestados de mariposas negras, de cuervos y de anguilas, agujeros por los que se evapora la luz del universo. Faltan siempre peldaños para llegar y siempre sobran emboscadas y ausencias. No, no es un guante de seda este destino. No se adapta al relieve de mis huesos ni a la temperatura de mi piel, y nada valen trampas ni exorcismos, ni las maquinaciones del azar ni las jugadas del empeño. No hay apuesta posible para mí. Mi lugar está enfrente del sol que se desvía o de la isla que se aleja. ¿No huye acaso el piso con mis precarios bienes? ¿No se transforma en lobo cualquier puerta?¿No vuelan en bandadas azules mis amigos y se trueca en carbón el oro que yo toco? ¿Qué más puedo esperar que estos prodigios?Cuando arrojo mis redes no recojo más que vasijas rotas, perros muertos, asombrosos desechos, igual que el pobrecito pescador al comenzar la noche fantástica del cuento. Pero no hay desenlace con aplausos y palmas para mí. ¿No era heroico perder? ¿No era intenso el peligro? ¿No era bella la arena? Entre mi amado y yo siempre hubo una espada; justo en medio de la pasión el filo helado, el fulgor venenoso que anunciaba traiciones y alumbraba la herida en el final de la novela. Arena, sólo arena, en el fondo de todos los ojos que me vieron. ¿Y ahora con qué lágrimas sazonaré mi sal, con qué fuego de fiebres consteladas encenderé mi vino? Si el bien perdido es lo ganado, mis posesiones son incalculables. Pero cada posible desdicha es como un vértigo, una provocación que la insaciable realidad acepta, más tarde o más temprano. Más tarde o más temprano, estoy aquí para que mi temor se cumpla.

Olga Orozco.

lunes, 16 de marzo de 2009

Insuficiente


Cito: “La jaula se ha vuelto pájaro”.
Ese entrevero de metal y plumas.
Esa mezcla inaudita que no puede vivir.
Que termine ese chillido en mi cabeza,
que caiga por su propio peso,
que alguien termine este tormento,
de ser a medias,
de nunca ser,
lo que el otro necesita.


Límite


Querer no es poder.
Es solo querer.
No se puede querer sola, siempre.
No se puede con la ecuación
uno mas uno, tres.
Mucho menos se puede
cuando uno es el tres.
Ya no más tres.
No es una amenaza,
es una promesa…


Invisible


Esperar nuevamente.
Este estado de invisibilidad.
¿Hasta cuándo?
¡Quién podrá quitarme esta maldita capa
con la que dicen que nací!

Nacida invisible.
Designio irremediable.
Que se pudra este manto
aunque adentro esté yo.

Read

Stay Lyrics

here.


domingo, 8 de febrero de 2009

Rosa


Tranquiliza tu ser.
Se que es tarde, es noche…
Pero canta! Espanta a los fantasmas!

Te escucho, te hablo.
Canta, nada pasa,
todo pasa.

Se como la Rosa que eres.
Tranquiliza mi ser,
no me entregues
al silencio de mi voz.

Read

Miénteme Bien Lyrics

here.


Voz en el silencio


Hay una vida que duele.
Hay una muerte que llama.

¿Encontraste una voz
que no te deja escucharla?


sábado, 7 de febrero de 2009

Tarea


Esperé que pasara la tormenta.
Esperé que fuera la lluvia quien nublaba
su mirada.
Esperé.
Esperé.

Esperé lo que nunca regresó.

Sentí el vértigo de la inacción.

Yacer rendida por saber que no vendrá
que se marchó hace dos veranos
a pesar de su presencia.

Comprender que su presencia era pura ausencia.
Tarea extraordinaria que me exijo
en el silencio de esta noche.
http://www.getalyric.com/mp3/lyrics/songs/tori_amos-3427/from_the_choirgirl_hotel-11240/northern_lad-61810/

sábado, 31 de enero de 2009

Fin


¡Arrójate de una vez última lagrima!
Recorre el surco de mi rostro de cera.
Déjame seca de esta agonía.

Arremete ya al abismo,
¡se más valiente que yo!

Read

Moscas En La Casa Lyrics

here.


Vete


¡Quiero extirparte!
Sacarte de mí como un tumor.
Tu podredumbre me consumió.

Tus ojos, puñales que clavan mentiras.
Tu boca, que sabe a otra.

Solo vete, sal de mí como demonio,
da fin a la parodia del arrepentimiento.

Entrégate a lo que comenzaste
con tu medusa roja.

¿Qué temes?
Ya eres piedra...


viernes, 30 de enero de 2009

Deseo


Te desnudo en mi noche solitaria.

¿Me ha poseído un animal?

No, es mi deseo que aúlla aterido,
con sus últimas fuerzas.

Sabe que no hay,
que no puede pedir.

La lluvia borro el fuego,
como un amor escrito en la pared.